Getafe sonríe en Gijón

04/01/2016   Juancar Navacerrada

Getafe sonríe en Gijón

Primera victoria fuera de casa del conjunto azulón merced a los tantos de Cala y Sarabia. Después de una mala primera parte, los de Escribá remontaron y se colocan cinco puntos por encima del descenso.

 

Por fin. Es la expresión más resonada en Getafe. Las buenas sensaciones de Mestalla fueron refrendadas en El Molinón. Y, viendo la primera parte de los azulones, cualquiera diría que ese sentir positivo dejaría el primer lunes del año con un dulce recuerdo.

Sorprendió Escribá con 4l cambio de Álvaro por Stefan en el once. Además, Pedro León volvía a la titularidad en detrimento de un Lafita sancionado y con los dos pies en tierras exóticas. Y el Sporting apabulló en los primeros 45 minutos. Solo hubo un color.

Sanabria pondría por delante a los asturianos después de estar varios minutos rondando un gol merecido por un conjunto, el de Escribá, que no se presentó al choque hasta pasada la primera media hora de juego. Halilovic y el propio Sanabria volvieron loca a una defensa que sufrió para mantener un resultado que se hizo bueno, visto lo visto, al llegar al descanso.

Pero todo cambió en el segundo tiempo. Ahora sería el Getafe quien llevaría el tempo del partido. Jorge Meré cometería dentro del área una falta sobre Stefan que Pedro León no consiguió finalizar desde los once metros. El muleño dejó paso a Wanderson y, a raíz de ese momento, Sarabia cogió los mandos de un equipo que bailó al son del madrileño. Suya fue la asistencia del primer tanto.

Una falta botada por el atacante fue cabeceada por Cala para poner el empate en el marcador. La ambición del equipo quedó reflejada en el momento en el que el zaguero no celebró el tanto. Fue a por la pelota, la puso en el centro y alentó a sus compañeros para completar la machada.

Un minuto más tarde, Stefan le daría a Sarabia el balón para que cara a Cuéllar, pusiera la guinda del pastel y la alegría desbordada a los valientes que se citaron el templo sportinguista. Esa afición que contra viento y marea, acudió a animar. Apenas se sufrió para mantener los tres puntos y llevarlos al Coliseum. Ya al final del choque, Sarabia pudo hacer el segundo de no ser por un pitido final cuando el ex del Real Madrid se disponía a rematar.

Los azulones consiguen así tres puntos de oro que dejan encarrilada una primera vuelta que termina este próximo sábado frente al Real Betis.