El filial perdona y lo paga

31/01/2016   Cristian González

El filial perdona y lo paga

Nueva derrota en la Ciudad Deportiva del Getafe B. Los chicos del filial perdonaron múltiples ocasiones (incluido un penalti) y el Gernika acabó ganando el partido (0-1).

Nueva oportunidad la que tenían los chicos de Rubén de la Red  de recortar distancias con la zona de salvación y nueva derrota la que sufrieron frente al Gernika. El conjunto vasco supo aprovechar su oportunidad en el partido después de que el filial azulón fallase múltiples ocasiones e incluso una pena máxima.

Comenzaba el encuentro con la inclusión en el once de Iván Pérez y Ferrán Monzó, dos de las últimas oportunidades. El filial iba a gozar de grandes ocasiones en la primera mitad pero no iba a lograr abrir el marcador. Borja Galán tenía  las más claras, incluido un penalti cometido sobre el debutante Pérez en el minuto 31. Galán cruzaba en exceso su disparo y no lograba convertir  la gran ocasión. Además, Altamira lograba salvar dos mano a mano frente al delantero azulón.

Tras el descanso, iba a ser Dani Ramírez el  que tuviera una gran ocasión en el minuto 51. El mediapunta azulón fallaba una situación clarísima de mano a mano tras un magistral pase de Bispo. A partir del minuto 60, la figura de David Gil iba a emerger en el partido. Primero sacaba una mano brillante a cabezazo de Santamaría y después en el 75 despejaba un duro disparo de Carracedo. Y  a la  tercera iba a ir la vencida para el Gernika. Aimar remataba  a gol completamente solo un envio desde la derecha. Se confirmaba la regla del fútbol que penaliza al equipo que perdona ocasiones. 

En los últimos minutos, el filial se iba a arriba con más empuje que fútbol pero no iba a lograr empatar. La más clara iba a llegar tras un despeje en propia puerta de Gorka Pérez que no entraba por muy poco. El pitido final certificaba la cuarta derrota consecutiva del filial, que ve como otra jornada más no logra acercarse a la salvación.