Victoria, remontada y coliderato

29/11/2015   Juancar Navacerrada

Victoria, remontada y coliderato

Los goles de Vargas y Luis Enrique otorgan el triunfo el División de Honor azulón, que, tras la victoria del Atlético de Madrid sobre el Real Madrid esta mañana, ponen colíderes a los de 'Luigi' Entonado.

La vida sigue igual para los Mena, Amores, Chomin y compañía. 16:00 de la tarde de un domingo soleado. Horario diferente en casa. Quizá, lo único que diferenció este choque con el resto del ‘día a día’ de un conjunto que sigue dejando noventa minutos todos los fines de semana de fútbol del que gusta en Getafe.

El Juvenil A recibiría al Fútbol Peña, equipo que se situaba quinto al empezar la jornada en la tabla del Grupo V de la División de Honor del fútbol español. Tan sólo un puesto por detrás del Getafe. Y esa igualdad quedó plasmada en el terreno de juego.

Miranda y Vargas, citados el sábado por Rubén de la Red para el encuentro que el filial disputaba frente al Sestao River, coparon un once en el que volvía a actuar Nacho en el flanco izquierdo, dejando fuera, incluso de la convocatoria, a Sergio Aguinaga. También había cambios en la portería. Ismael, que ya jugó frente al CD Leganés, dejaba en el banco a Valero.

Golpeaban los visitantes primero. Tras unos minutos de tanteo, un balón parado botado desde el medio del campo, era rematado por un jugador leonés ante de la pasividad de una defensa que vio como el punta batía a placer al meta azulón. Dos minutos de alegría para el Fútbol Peña. Y es que la reacción fue muy rápida. Miranda, por la izquierda, puso un balón al segundo palo para que Vargas sin oposición pusiera las tablas en el marcador.

Tras el empate, los de Luis Entonado siguieron acechando la meta visitante pero hasta el segundo tiempo no se consiguió finiquitar la remontada. Fue en otro balón parado que Mena puso para que Luis, con la ayuda del portero del Fútbol Peña brindase una victoria con sabor a liderato. Y pudieron llegar más. Jesús Mena, con un disparo al poste o Bermejo, en una jugada de libro con una chilena a centro de rabona de Almagro.

Finalmente, los leoneses acecharon tímidamente la meta de Ismael pero sin un peligro palpable que pusiera en peligro tres puntos vitales para seguir en la lucha. 2-1 y un equipo que muestra fortaleza fin de semana tras fin de semana. Por el buen camino.