Fin de semana de creer

25/03/2016   Tony Zambrano

Fin de semana de creer

Cuando el equipo no juega, la Virgen es la única solución.

  Queda inaugurada la Semana Santa particular del Getafismo. A una semana vista del enfrentamiento en Vallecas, solo se me viene a la mente la imagen del presidente del Getafe, pidiendo a la Virgen de Los Ángeles un último esfuerzo por el equipo azulón.

   En tiempos de peticiones divinas, nuestra virgen, la que nunca nos ha fallado desde hace mas de dos lustros,se convierte en la única delantera capaz de sacar del pozo de la clasificación al Getafe. Un presidente volcado a los actos religiosos, pidiendo para que su proyecto no se desvanezca y se venga abajo como cual castillo de naipes, y continue al menos una temporada más y así , arreglar los pecados cometidos en las últimas temporadas.

  Le fallaron sus apostoles, sus monaguillos y toda la corte religiosa que le acompaña en cada una de las 38 jornadas del camino hacia la eternidad absoluta. Un camino solo comparable al de Santiago pero con muchos baches,charcos y adversas climatologías.

  Seguramente, uno de sus mayores pecados haya sido el intentar modernizar su propio paso, con unos costaleros que están más bien pensando, en no ser muy castigados por el peso del Getafe y llegar al punto de destino con los menores golpes, rasguños y sinsabores, que los verdaderamente esfuerzo que un costalero debe de hacer para que todo salga como tiene que salir. No todos pueden tirar del carro, no todos están preparados para ello, solo uno tiene el poder de hacerlo como ha venido demostrando desde que el Getafe sale en procesión por las principales ciudades de España.

  En definitiva, los creyentes azulones estamos en manos de una virgen y de un Dios humano. Tendremos que meternos debajo del paso, arrimar el hombro y hacer que nuestro Getafe llegue al punto de destino como todos los años. Después, nos tocará agradecerselo como cada temporada, allá por el mes de Junio, a nuestra Virgen de los Ángeles.